El Sagrario de la Parroquia de San Fernando

Carmen Martin Serantes – Miguel-Anxo Varela

Inicio

 

Somos pintores, licenciados en Bellas Artes. Juntos dirigimos en Ferrol una escuela de Arte.

Hemos recibido el encargo de realizar unas pinturas para la iglesia de San Fernando en Santiago, que completarán el programa iconográfico del Sagrario. Actualmente se encuentran representados los cuatro apóstoles, como se puede ver en esta fotografía.

Hasta ahora han sido cuatro visitas, con tres presentaciones de trabajos, que poco a poco han ido definiendo el contenido, composición, colores...

En esta web recogemos la información sobre cómo se ha ido desarrollando y se continúa desarrollando este trabajo.

Primera Visita

La primera vez que hablamos con Don Manuel, párroco de San Fernando (1 de Septiembre de 2006) nos expuso cuáles serían los temas de las composiciones, que deberían completar el Sagrario, conformando una especie de retablo en ese espacio privilegiado:

  1. La Santísima Trinidad. Situado en el centro, sobre el rectángulo dorado tras el altar.
  2. El Arca de la Alianza y las Tablas de la Ley. A la izquierda, sobre los apóstoles.
  3. El Milagro de los Panes y los Peces. En el lado derecho, simétricamente colocado con respecto al cuadro del Arca de la Alianza y las Tablas de la Ley.


En principio no estaba muy claro ni el tamaño ni la forma de los tres cuadros. Trabajamos una primera composición en tres formatos difrentes (apaisado, vertical y cuadrado) para los temas del Arca de la Alianza (en lo sucesivo Arca o Arca y Tablas) y el Milagro de los Panes y los Peces (en lo sucesivo Panes o Panes y Peces), y varias formas (redonda, semicircular y triangular) para la Santísima Trinidad (en lo sucesivo Trinidad).

En lugar de desarrollar ambos la misma idea, optamos por presentar dos soluciones diferentes, una realizada por Carmen Martín y otra por Miguel-Anxo Varela, para poder ofrecer así más variedad de enfoques.

 

Segunda Visita

En la segunda visita se llevaron ya los primeros bocetos por separado de Anxo y Carmen.

Propuesta de Anxo Varela

En el caso de Anxo, optó por utilizar la figura humana. Realizó una serie de bocetos sobre personas y animales para poder representar las figuras y símbolos de los tres temas. He aquí la galería con sus trabajos (también tocando los cuadros):

Al mismo tiempo indagamos en bibliotecas y en Internet buscando referencias a estos tres temas, cuadros que los representasen en distintos periodos de la Historia y por supuesto los textos de referencia e investigaciones al respecto. Esta búsqueda de información fue intensa, y ambos nos beneficiamos de ella.

Finalmente, Anxo realizó tres composiciones. En su caso los cuadros del Arca y los Panes serían cuadrados y el de la Trinidad alargado horizontal:


Propuesta de Carmen Martin

Carmen optó por ceñirse a la representación de los símbolos, en la que Don Manuel había puesto más énfasis.

Preparó también una serie de bocetos, aunque en diferentes formatos:

El total de los bocetos con sus comentarios puede verse aquí:

Además, para poder presentar las diferentes posibilidades, confeccionó una maqueta del Sagrario en la que representó el altar y los cuadros de los Apóstoles, ya existentes. Preparó miniaturas de los tres cuadros en tres formatos distintos cada uno, que se podían colocar sobre la maqueta para ver el efecto. Este fue el primero de los juegos de bocetos intercambiables:


Finalmente, Don Manuel se decantó por la propuesta de Carmen, que utilizaba elementos simbólicos. En sus palabras, mucho más catequéticas, pues teniendo en cuenta que estas pinturas servirán para explicar precisamente estos símbolos a los niños, con su significado y trascendencia, la narración resulta mucho más fácil e inmediata con imágenes más simbólicas, más sencillas.

Además el proyecto de Carmen estaba mejor explicitado, y la idea de la maqueta con elementos intercambiables es magnífica para poder dar una idea sobre el resultado final.

En esta primera reunión con la presentación de los dos proyectos y en la que resultó elegido el de Carmen, también se tomaron ya una serie de decisiones. Las más básicas afectaron a los formatos:

En el caso de los cuadros laterales serían verticales, con la altura de los apóstoles ya presentes en el Sagrario, pero un poco más anchos. En principio no se decidió todavía un ancho exacto, pero tomamos las primeras medidas in situ con la ayuda del constructor, y se tomó nota de colores y texturas de los cuadros originales, si bien se optó por hacer los cuadros nuevos algo más luminosos que los preexistentes, aunque con los mismos tonos.

También hubo otras ideas que ya había esbozado Don Manuel y que Carmen preparó en los bocetos preliminares, que suponen la inclusión de los símbolos de San Fernando claramente reconocibles en las composiciones bíblicas. En el caso del Arca, el cuadro incluiría la corona real del santo, y en el caso de los panes y los peces, Carmen presentó una serie de bocetos en los que panes y peces se encontraban sobre una mesa y al lado estaba una carta de San Fernando con su famosa firma:

Caballero de Jesucristo,
Siervo de la Virgen Santísima y
Alférez del Apóstol Santiago...

Estos símbolos del santo, que Carmen incluyó ya en el proyecto inicial, permanecieron durante casi todo el trabajo posterior, si bien en la última visita se limitaron a la inclusión de la corona en el cuadro de los Panes y los Peces.

Respecto al cuadro central, el de la Trinidad, no se decidió todavía un formato: ...cuadrado, redondo, rectangular, semicircular o triangular. En principio, Don Manuel prefirió claramente el formato triangular, aunque recibió la objección de que suponía exagerar demasiado el elemento conceptual, pues el símbolo contenido, la Trinidad, ya presuponía de por sí un triángulo geométricamente hablando, y contenerlo en un triángulo haría exagerar demasiado esa idea.

En un principio nuestra preferencia era la del formato semicircular para la Trinidad, que a nuestro modo de ver se adaptaba mejor a la composición de conjunto, pues contrarrestaba el efecto de pirámide de cuatro pinturas verticales con dos encima.

No obstante Carmen, siguiendo el criterio de Don Manuel prepararía para la siguiente visita un triángulo, que dentro podría llevar bien los aros o bien el ojo divino.

Volvimos a Ferrol y trabajamos en los nuevos bocetos, aunque como es lógico, la pintura fue hecha por Carmen, ya que fue su proyecto el elegido.


La colaboración de Anxo se centró en la preparación de los soportes y ayuda en elementos auxiliares y caligrafía.

Preparando la tercera visita

El primer paso fue preparar soportes en el mismo material sobre el que se harían los cuadros.

En el mismo momento de ver los cuadros de los apóstoles, a los que deben adaptarse las pinturas, decidimos una manera de imitar su aspecto.

Por el aspecto y la narración que nos fue hecha de cómo se retocaron in situ, suponemos que deben haber sido pintados sobre aglomerado corriente, recubiertos después de una masa que le dio textura, y pintados finalmente con pintura al aceite, de bote, de tipo doméstico o industrial, pues según palabras de los testigos, fueron retocadas con ese tipo de pintura.

Nuestra opción, ya expuesta allí, fue la de imitar ese aspecto, pero utilizando materiales más apropiados. Nos pareció inadecuado utilizar materiales industriales o domésticos para la realización de una obra artística de este calibre. En la época en que fueron pintados los cuatro apóstoles, todavía no era fácil encontrar materiales de uso profesional como los que hoy tenemos, por lo que es lógico que el autor eligiera materiales que permitían obtener unos acabados determinados. Pero según nos parece, el oscurecimiento de las obras, evidente al observarlas, proviene en gran medida del uso de esos materiales industriales, domésticos, poco apropiados -aunque sin duda interesantes artísticamente- para realizar una obra duradera.

Así pues decidimos imitar el mismo aspecto con los siguientes materiales:

El sistema de fijado, dadas las características del material utilizado, puede ser de diversos tipos, si bien nos inclinamos por la combinación de medios mecánicos (tornillos) y adhesivos.

Nos pusimos manos a la obra, y preparamos unos primeros soportes texturados con una mezcla de escayola y látex. Demostró tener una adherencia magnífica y combinar todas las ventajas: dureza, elasticidad y buena absorción de la pintura.

Para poder disponer de modelos más o menos fiables buscamos información sobre los temas de los cuadros:

  1. Arca y Tablas: múltiples modelos de Arcas que circulan por Internet, junto con los proporcionados por Don Manuel.

  2. Panes y Peces: consultadas diversas fuentes, encargamos en dos panaderías panes de centeno, y compramos peces lo más parecidos posible a los que se pescan en las tierras del Nuevo Testamento, que fueron también utilizados como modelos.
  3. Trinidad: utilizamos diversos símbolos sobre el tema, encontrados en Internet, en libros y publicaciones, poniendo especial atención a los utilizados a lo largo de la Historia del Arte y por la Tradición Cristiana.

 

Tercera Visita

Carmen trabajó partiendo del natural, con panes y peces encargados ex profeso. Los cuadros, muchos de ellos ya con textura, recogieron estos trabajos:

Aquí hay una galería con imágenes de ellos

Estudios de panes hechos del natural:

Estudios hechos a partir de peces, del natural:

Se llevaron también muchas pruebas de composiciones con Panes y Peces, Arca y Tablas y símbolos de la Trinidad. Pero desgraciadamente las tablas fueron reutilizadas para las siguientes modificaciones de los temas, y no tenemos fotos de ellas.

De las diversas variaciones que Carmen preparó, con diferentes tonos de color y probando a mover los elementos, cambiando sus tamaños, etc, se decantó Don Manuel finalmente por seguir estas dos ideas, que por suerte Carmen conservó para saber de dónde se partía en los siguientes trabajos:

En cuanto al cuadro de la Trinidad, Carmen llevó bocetos con las ideas manejadas en la visita anterior: variaciones sobre el tema de los aros y sobre el tema del ojo de Dios, en varias formas, pero con predominancia de los marcos triangulares:

No obstante la idea del triángulo con el Ojo Divino se descartó en la siguiente visita.

Cuarta Visita
En esta cuarta visita, trabajando ya sobre las verdaderas medidas tomadas in situ, Carmen preparó imágenes ya con los formatos definitivos de los cuadros laterales. Aunque don Manuel en principio preferia para la Trinidad el formato cuadrado, Carmen preparó bocetos con tres posibilidades. Finalmente se prefirió -consensuadamente- el formato semicircular.

De nuevo preparó una maqueta con un nuevo juego de bocetos intercambiables, el segundo, para ver el efecto de los distintos formatos para la Trinidad combinados con los cuadros verticales ya a la medida, aunque con composiciones diferentes.

 

Actual
Carmen ha preparado un nuevo juego de bocetos intercambiables (el tercero y definitivo) con las últimas modificaciones que se han hecho tras la visita, y también tras conversación telefónica con Don Manuel.

  1. El cuadro de la Trinidad ,
    definitivamente, es un semicírculo de 2,10 metros de ancho
    (igual de ancho que el rectángulo dorado del fondo del Sagrario)

  2. El cuadro del Arca y las Tablas ,
    deja de tener la corona de San Fernando.
    El arca queda en un segundo plano, así las tablas cobran más protagonismo.
    En el Arca se ven perfectamente, no obstante,
    los querubines, y la inscripción Arca Sagrada .
    Finalmente las tablas tienen el texto completo
    de los Mandamientos, no sólo los números.
    El Monte Sinaí es visible, pero no ocupa tanto.
    Tonos ocres, menos verdosos que en los bocetos anteriores,
    y parecidos a los colores de los apóstoles que tiene debajo.

  3. El cuadro de los Panes y los Peces ,
    sin la carta del santo y con los cinco panes dentro
    de una cesta, no fuera como hasta el momento.
    Los peces, enfrentados uno al otro.
    En lugar de la carta, ahora estará la Corona del Santo
    en el extremo inferior derecho según indicación de D. Manuel.
    Los colores son también inspirados en los colores
    de los cuadros de los apóstoles que tiene debajo. Simulación infográfica


Además para esta ocasión hemos preparado mediante un programa de retoque fotográfico una simulación de cómo quedaría el Sagrario ya con los cuadros colgados, en su tamaño y con los colores definitivos.

Aunque debe tenerse en cuenta que hemos utilizado bocetos de muy pequeño tamaño (apenas 10x20 cm), por lo que ni el detalle ni el tratamiento son los definitivos todavía, pero no obstante sí permite hacerse una idea bastante aproximada de la composición y el colorido.

Después de todo este proceso, en el que Carmen ha realizado más de 150 bocetos mientras se iba decidiendo la composición, elementos, colores, etc, creemos que las siguientes modificaciones del proyecto pueden hacerse ya sobre los cuadros definitivos.

Teniendo en cuenta que ya está claro el tipo de soporte, el tamaño, formato, composición y elementos, procedimientos pictóricos, etc, las siguientes modificaciones, si las hubiese, pueden realizarse perfectamente sobre los soportes definitivos. En nuestra opinión, nuevos bocetos no ahorrarán tiempo ni esfuerzo, porque ya el proyecto está bien madurado y definido con detalle.